image
HÁBITOS
image 29 noviembre, 2021

Descubre la alimentación consciente

image 29 noviembre, 2021
star star star star star

0 comentarios

image Compartir
ico ico ico ico

Muchos nos hemos propuesto mejorar nuestra calidad de vida para estar en sintonía con lo que nos hace bien, y de esta forma poder encontrar un equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu.

Y una de las claves para lograrlo es sin duda mejorando nuestros hábitos a través de la alimentación; y es aquí en donde encontramos una alternativa que nos ayuda en este camino de vivir una vida más sana: la alimentación consciente, o también conocida como mindfoodness, la cual se deriva del mindfulness, que es tener la capacidad de prestar atención plena al momento presente.

Por eso, la alimentación consciente es una forma de relacionarnos con la comida, sin dejar a un lado el placer que nos brinda. No se trata de hacer dietas para adelgazar, sino de prestar mucha atención a lo que comemos y a la forma en que nos sentimos. Por lo que debemos preguntarnos: ¿qué estamos comiendo?, ¿cómo lo estamos haciendo?

Todo esto se muy relevante, ya que por el ritmo de vida agitado que muchas veces llevamos, nos alimentamos de una forma muy rápida y no nos damos cuenta muy bien lo que estamos llevando a nuestra boca, lo cual puede traernos problemas de salud a corto, mediano y largo plazo.

De esta manera, el mindfoodness hace que desarrollemos autocontrol y autoconocimiento para que podamos entender nuestros hábitos, rutinas y valores alrededor de la alimentación, y conocer qué le aporta bienestar a nuestro cuerpo y mente.

Si te preguntas cómo puedes iniciar con esta práctica, debes saber que se requiere de un abordaje integral, no solo desde la nutrición, sino también desde un nivel cognitivo y emocional que nos permita un mayor autoconocimiento. Por eso, aquí te damos unas recomendaciones que te pueden servir:

  • Primero debemos ser conscientes de la respiración, ya que el momento de comer debe ser un instante de calma.
  • Reconocer y diferenciar las emociones antes de comer. No siempre se come por hambre, muchas veces se hace por otros motivos como estrés, tristeza, ansiedad, aburrimiento, etc.
  • Dedicar tiempo a comer. No hacer otras tareas mientras se come, como revisar celulares o computadores, ya que son distracciones que no permiten ser conscientes de lo que estamos consumiendo.
  • Calcular muy bien las porciones. Es recomendable elegir un plato que se ajuste a la cantidad que se quiere comer, para evitar excesos.
  • Comer lentamente y masticar varias veces.
  • Dejar comida en el plato, si se está satisfecho. Es mejor conservar, reutilizar o llevar la comida que sobró.
  • Usar todos los sentidos para disfrutar la consistencia, la textura, el sabor y el olor de la comida, para apreciar plenamente el momento de comer.

Y si te preguntas, ¿qué puedes hacer cuando sientas hambre?

Primero debes identificar la razón que te generó ganas de comer. Tal vez buscas nuevos sabores o la compañía de alguien en la mesa, o puede que un olor en particular haya despertado tu apetito. Identifica la causa de tu hambre y decide lo que quieres hacer según lo vayas descubriendo.

De esta forma con la práctica del Mindfoodnes podrás establecer una conexión permanente entre tus necesidades y tu bienestar, haciendo que puedas generar grandes cambios desde la alimentación, que se verán reflejados en diferentes
aspectos de tu vida.

MUNDO SALUDABLE SALUDABLE CONSEJOS SALUDABLES